+34 91 401 72 04
Seleccionar página
Lo mínimamente invasivo

En cirugía, detrás de lo denominado “mínimamente invasivo”  debe haber resultados al menos superponibles a las técnicas quirúrgicas convencionales  pero optimizando los procedimientos  y la recuperación del paciente.

Buena fe de esta filosofía es apreciable en las cirugías como la extirpación de la vesícula biliar por laparoscopia  o la cirugía artroscópica de rodilla.

En neurocirugía, especialidad pionera en nuevas tecnologías, la transición entre las técnicas efectuadas bajo visión del microscopio a las que se hacen con endoscopio fue natural, sucedió espontáneamente,  naciendo así una serie de procedimientos insospechados por la  calidad de sus  resultados.

Pasamos de ver por unos oculares a tener una visión en pantallas de plasma con una nitidez e iluminación asombrosas y posibilidades de aumentar  el tamaño de la imagen sin distorsión de la misma. Pudimos llegar a visualizar sitios anatómicos “en vivo” que  antes solo imaginábamos.

Distinguimos tres tipos de Procedimientos mínimamente invasivos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest