El dolor cervical o Cervicalgia

Se trata de un dolor que inicialmente afecta al cuello y a las vértebras cervicales.

El dolor cervical o Cervicalgia

Fuente de la foto: kjpargeter

Sin embargo ese dolor se puede extender a hombros, brazos, codos, e incluso hacía los dedos de las manos – produciendo hormigueo, debilidad o dolor – y a la cabeza (tanto en su parte anterior o posterior).

La intensidad del dolor que provoca la cervicalgia varía desde leve a aguda, y su frecuencia puede ser puntual o crónica (cuando transcurren más de 3 meses).

La columna cervical se caracteriza por ser una zona con mucha movilidad lo cual conlleva una amplia probabilidad de sufrir alguna lesión.

Causas más frecuentes de la cervicalgia

  • Contracturas: Cuando los músculos que rodean las vértebras cervicales se tensionan volviéndose duros. Las causas puedes ser variadas como sobrecarga y/o malas posturas.
  • Bruxismo: apretar constantemente los dientes, o solo por la noche, puede generar tensión que derive en dolor a nivel cervical.
  • Latigazo : esta lesión produce dolor y rigidez en el cuello. Se suele originar debido a movimientos bruscos y rápidos del cuello como los accidentes de tráfico.
  • Artrosis cervical: es una enfermedad degenerativa que afecta al cartílago de las articulaciones de la columna cervical.
  • Hernia discal cervical: Cuando parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza presionando al nervio y produciendo un intenso dolor.

Síntomas habituales de la cervicalgia

Los más comunes son:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor o rigidez en el cuello
  • Pérdida de fuerza o sensibilidad en el brazo
  • Hormigueo en hombros y manos
  • Vértigos y mareos
  • Cefalea de Arnol(dolor neurópatico)
  • Parestesias o parálisis facial
  • Pitidos en los oídos
error: Content is protected !!